06 Laser Murph

Qué es


La eliminación de tatuajes es algo cada vez más habitual. Aunque puede contradecir la esencia propia del tatuaje la realidad es que es una necesidad reclamada por los clientes.

La eliminación de tatuajes se realiza usando la energía láser que se focaliza en los puntos de piel donde hay tinta. Después de haber elegido la potencia y filtros adecuados para cada tipo de tatuaje, se proyecta en la piel.

Los pigmentos son absorbidos por la energía y estallan rompiendo la cápsula donde se encuentra la tinta. Los restos de pigmento que queden libres en la piel serán eliminados por el sistema linfático.

Pasado un tiempo prudencial, como mínimo dos meses, se repite la operación con algo más de potencia para seguir eliminando pigmentos incrustados en la piel.

Hacen falta de tres a doce sesiones para eliminar por completo el pigmento aunque con dos sesiones se suele dejar la piel lo suficientemente preparada como para poder hacer un cover up (tatuar encima).

El número de sesiones varia en función de cada caso y el cuerpo es el que encarga de eliminar los restos de pigmento así que el número de sesiones necesario siempre es estimado.

Los modelos Ink Hunter (con modelos: Easy, Standar y Master) son un láser cosmético de Nd:Yag Q-Switched con una longitud de onda de 1064nm ideal para la eliminación de tinta negra en la piel. Además cuentan con un filtro KTP para afectar a un rango más extenso de colores, pudiendo eliminar colores rojos, azules y marrones, dependiendo de su grado de intensidad.


En Kaifa’s Studio usamos el modelo más actualizado del mercado, los láseres Ink Hunter en su versión Master, ya que es el menos daño impacta en la piel, asegurando así la inexistencia de cicatrices.
.
FAQ
Preguntas frecuentes


¿Deja señales? ¿Quema?

Definitivamente no. El principio básico se basa en que el láser cosmético Ink Hunter, emite un haz de luz a una gran velocidad (de 5 a 8 nano segundos) por lo que no hay tiempo a que la piel absorba suficiente energía para quemarse. Un ejemplo visual que ayuda a entenderlo es que si pasáramos la llama de un mechero por debajo de la mano lentamente nos quemaríamos pero si lo hacemos muy rápido no nos quemamos ni sentimos dolor.

¿En cuantas sesiones puedo quitar un tatuaje?

Siempre dependerá de la densidad de la tinta, antigüedad del tatuaje, profundidad donde se halla el pigmento y del tipo color. Cabe remarcar que en colores como el amarillo o el verde el número de repeticiones puede alargarse mucho más y no podremos obtener unos resultados óptimos. Como medida estimada podríamos decir que un tatuaje no muy complicado con el modelo de láser Standard podría ser eliminado en un promedio de cinco sesiones.

¿Es importante la energía que tenga el láser?

Sí, sobretodo para eliminaciones completas. A partir de la segunda o tercera sesión es cuando el pigmento está más debilitado y la energía que puede absorber no es tan alta. En ese momento es cuando tener un láser potente es básico. Para ello los modelos Master y Standard son los mas indicados del mercado.

¿Importa hacer una sesión de fototerapia a posterior?

Los resultados hablan por si solos: la regeneración observada durante los primeros días por clientes que han recibido una sesión de fototerapia es mucho más rápida que los que no. En Kaifa’s Studio recomendamos su uso encarecidamente, incluso para aplicarla después de cualquier trabajo que haya podido dañar la piel como un tatuaje o la micro pigmentación.
Si quieres conocer algunos de los trabajos de eliminación de tatuajes de Kaifa's Studio, pincha aquí:
//]]>